publicidad

Smara... ciudad sagrada


Smara o Semara es una ciudad del desierto en el noreste del Sahara Occidental. En 1999 tenía unos 50.000 habitantes.

Es la única ciudad importante del Sahara Occidental que no fue fundada por los españoles.

En 1898, un jeque saharaui llamado Ma al-´Aynayn funda la ciudad en una zona rica en pastos y agua alejada de la costa, pero bien situada para controlar las caravanas que se dirigieran hacia el norte.

Este jeque se nombra imán y combate a los españoles desde dicho año, resistiendo gracias a la ayuda del sultán de Marruecos hasta 1910.
Ese año, el sultán retira su ayuda debido a las presiones francesas, de forma que el jeque ayudará a los combatientes antifranceses del sur deMarruecos.

En 1913 Francia ocupa Smara, destruyéndola casi completamente, y se la devuelve a España.

La resistencia fue decreciendo hasta que termina en 1920.

El Frente Polisario se fundó precisamente en Smara el 10 de mayo de 1973.

Los marroquíes ocuparon la ciudad el 27 de noviembre de 1975
(yo estaba en ese momento en el Aaiún y nos llegó la noticia alarmando a toda la población , causando un éxodo de muchos saharauis hacia Argelia para escapar de las represalias marroquíes por su apoyo al Frente Polisario. ..Algunos de ellos habían sido Policías Territoriales).

En su huida hacia Argelia, las fuerzas aéreas marroquíes utilizan napalm contra los refugiados.

Amnistía Internacional ha estimado las bajas en casi 530.



Smara da nombre a una de las cuatro wilayas en las que se estructuran los refugiados saharauis en Tinduf.

Las wilayas es como denominan a cada uno de los distintos campamentos y sus respectivas divisiones administrativas: Smara, Auserd, El Ayoun...

Cada una de las wilayas tiene el mismo nombre que una de las ciudades de los territorios ocupados, y es probable que en el éxodo forzoso los habitantes de cada una de las ciudades se alojaran en la wilaya del mismo nombre.

Las wilayas son muy grandes en extensión.
Es gente muy amable, servicial y acogedora.

Sólo en Smara, me decía un compañero mío de la Policía que era nativo de Smara, había más de 50.000 personas y entre todos los campos llegaban a 200.000. Como no seas de allí no sabes encontrar la haima donde quieras ir.

La gente siempre recibe al visitante con los brazos abiertos y no se detectar ni la más mínima señal de recelo o intento de intimidación.


Cuanto menos tiene una persona, más te da.

Esperemos que algún día pueda llegar la verdadera paz y conviviencia entre todos los habitantes de esta extensa zona, bañada de arena y sol... y que la pobreza se destierre definitivamente de la Tierra.

Es dificil que suceda pronto, pero creo que el mundo debe ir en esa dirección y el humanismo se imponga al puro capitalismo.

El dinero y el poder no es nada, sin una sonrisa.



1 comentario:

Nahia dijo...

Que razon tiene.Todo lo que escribe refleja lo que acabo de vivir, una esperiencia magnifica y al mismo tiempo dura.
Gracias!

tatietxalar@hotmail.com

Google